Ya en el último año, el rubro ‘moda’ llamó la atención. Creció un 104% en el volumen comercializado en el comercio electrónico local, pasando de un total de $ 740 millones vendidos en 2013 a $ 1.510 millones en 2014. Los datos de la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE) confirman que su participación en el total fue del 4,2%. Según afirmó la entidad, ya en el primer semestre de este año se duplicó el consumo online de moda en la Argentina y se posicionó como uno de los tres rubros (en unidades vendidas) más comprados por los argentinos: en primer lugar fueron las Entradas a espectáculos (49%), segundo Calzado e Indumentaria (43%) y en tercer lugar Electrónica (39%).
En promedio, cada usuario compró 2,78 productos o servicios. “Mucho del crecimiento tiene que ver con la oferta. Hay muchos jugadores que dieron el primer paso y están porque hay una oportunidad. Pero el camino hacia el e-commerce es bastante más largo. Es fundamental que tomen el desafío de entender el canal como tal, que es estar en contacto con usuarios, entender qué es lo que demandan, dar información precisa y alternativas de compra o entrega”, afirma a IT Business Santiago Revello, gerente de Marketing de Netshoes, sitio especializado en deporte y recreación que, en su tercer año en la Argentina (2014), tuvo un aumento en su facturación del 142%, con 4,5 millones de visitas mensuales.
Para Mariela Censori, Head of Sales de MercadoLibre Moda Argentina, “el segmento está teniendo una recepción muy grande”. La ejecutiva destaca que se manifiestan dos fenómenos en paralelo, desde los consumidores: el webrooming, donde los usuarios comparan productos y precios online y terminan comprando en el local, y el showrooming, donde se mira, compara y se prueba en el offline y se compra online. “El desarrollo de ambas vías debe correr en paralelo para sacar provecho de la complementación de ambos canales, algo que también se puede conjugar con el crecimiento que están teniendo las redes sociales, y replicar lo máximo posible la experiencia de lo físico”, agrega. Según sus datos, la home propia de MercadoLibre Moda tuvo un crecimiento a una tasa del 75% en el último año, con un ticket promedio de $ 650. “Tenemos en promedio unas 280.000 operaciones de moda mensuales”, destaca.

Experiencia de compra

Según los datos de la CACE, el 43% de los usuarios argentinos consumieron moda por Internet, en los primeros seis meses del año. Para Netshoes, que cuenta con más de 7.000 productos de más de 140 marcas en su plataforma, el gran diferencial pasa por la experiencia de compra: “Nuestro diferencial es que empieza antes de que el cliente hace la compra y termina después. La clave en moda es mostrar una buena fotografía, con distintos ángulos, información de las medidas precisas y características del modelo. Pero sobre todo también alternativas de cambio o envíos gratuitos, y atención al cliente”, destaca Revello.

En números

En el país, el e-commerce creció en el último año un 61,7% y ya son más de 14 millones los argentinos que compran por Internet. En 2014, alcanzó ventas por $ 40.100 millones (excluyendo IVA), $ 36.300 millones bajo la modalidad empresa a consumidor (business to consumer o B2C). Entre los factores que favorecen este crecimiento, la CACE enumera: el continuo crecimiento del número total de usuarios de Internet en el país (de 7,6 millones de usuarios en 2004 a 32,2 millones a fin de 2014), el crecimiento sostenido de la proporción de usuarios de internet que realizan compras en línea (de 10% aproximado en 2001 al 49% en 2014), el aumento del mobile commerce (una de cada tres empresas ya lo implementaron), el uso de redes sociales para promoción online, la mejora en la logística, distribución y plazos de entrega y el uso de tarjetas de crédito para la compra online (siete de cada 10 compradores las utilizan).

 

 

Fuente: El Cronista

 

Recommended Posts

Leave a Comment

1 × 3 =